Solemos pensar que la capacitación es algo reservado a las grandes empresas, aquellas que pueden darse el lujo de enviar a su personal a cursos y contratar coaches. En este capítulo te enseño por qué no es así y lo que debes tomar en cuenta antes de comenzar a planear un programa de formación.